Un fregadero de estilo rústico:

Un encanto nostálgico en tu cocina

¡Perfecto! Apóyate cómodamente en el fregadero que sobresale ligeramente y friega una olla profunda. ¿Había patatas y sopa de puerro con queso para toda la familia en esa olla? Es muy fácil que los residuos se adhieran al fondo de la olla. Almidón y queso: una pesadilla a la hora de fregar. A menudo, las bandejas de horno pueden tener residuos difíciles de limpiar. En su cocina de campo, nuestra abuela metería rápidamente la olla y la bandeja de hornear en su fregadero de estilo rústico grande y profundo. En aquella época, el fregadero era prácticamente un abrevadero para lavar platos. Y tanto la bandeja como la olla volverían a estar limpios en un instante. Y nuestra abuela estaría contenta.

farmhouse-style sink design,

Un fregadero como el de la abuela

Un fregadero de estilo rústico ofrece mucho espacio. En el pasado, en estos fregaderos se bañaba hasta a los bebés. Hoy en día, son ideales para platos especialmente voluminosos. A diferencia de otros fregaderos de cocina, este tipo de fregaderos sobresalen un poco de los muebles base de la cocina. Aquí no se esconde nada. Sorprende mucho y es una característica que llama la atención.

¿Quieres tener una versión práctica del estilo rústico sin renunciar a las características más modernas? Si es así, un fregadero de estilo rústico es una buena opción para tu cocina.

Stainless steel farmhouse-style sink meets history

Precioso y práctico: cuando el diseño se combina con la historia

Una versión nueva del favorito de siempre. Ese es el efecto de un fregadero BLANCO de estilo rústico en tu cocina. La forma sólida del fregadero de cocina, es un poco diferente y se inspira en el encanto rústico tradicional, mientras marca distancias con el fregadero más clásico. El fregadero de estilo rústico tiene un aspecto sofisticado en las dos versiones blancas de cerámica y acero inoxidable. Ambos destacan en la cocina.

Al mismo tiempo, son extremadamente funcionales. Puedes colocar o instalar tu fregadero de estilo rústico a la altura que se adapte mejor a tus necesidades. Con un fregadero ajustado a tu altura, fregar los platos, lavar verduras y cortar los alimentos será un placer y no te ocasionará molestias en la espalda. El tamaño y la profundidad de la cubeta hacen que sea fácil cortar frutas o verduras en el fregadero utilizando tablas de cortar especiales que se pueden integrar en la cubeta o se pueden colocar encima.

Ambos materiales (cerámica y acero inoxidable de alta calidad) son fáciles de limpiar y de cuidar. Solo tienes que limpiar el fregadero con regularidad después de cada comida.

¿Cómo se instala el fregadero de estilo rústico en la encimera?

Instalar un fregadero de estilo rústico no es tan fácil como, simplemente, colocarlo en el mueble base, conectarlo y fijar su posición. Tu fregadero de cerámica o acero inoxidable necesita ajustarse de forma firme y segura a la altura adecuada. Lo más importante es tomar las medidas correctamente y realizar el montaje con precisión. Los instaladores profesionales pueden ayudarte. Después de todo, no se trata simplemente de conseguir que el panel frontal sobresalga un poco. La versión en acero inoxidable del fregadero de estilo rústico se puede integrar en la encimera con la técnica convencional y también usando un método de montaje enrasado o bajo encimera.

¿Qué ocurre exactamente durante el proceso de instalación? Te mostramos cómo se realiza en el siguiente vídeo:

Video of CRONOS installation methods
play

Elige una encimera fabricada con los siguientes materiales para tu fregadero de estilo rústico:

  • Compuestos
  • Piedra
  • Laminado
  • Cristal
  • Madera

¿Qué encimeras combinan con un fregadero de estilo rústico?

¿Qué materiales de encimera son aptos para un fregadero de estilo rústico? ¿Se puede instalar en cualquier encimera? Sí. Un fregadero de estilo rústico se puede combinar con cualquier encimera. Decide tú mismo cuál de las muchas variantes te gusta más y asegúrate de que la transición entre la encimera y el fregadero se ha sellado perfectamente. Así se evita que la suciedad, el agua y las bacterias penetren en la encimera.